Hoy traigo un tutorial que realmente resulta antitutorial. Consiste en reinventar un artículo de Ikea en otro, en concreto en una escalera decorativa para apoyar en la pared, ya sabes, para en el salón colocar la mantita y una planta colgando, en el baño las toallas, útiles y productos de belleza, incluso lo veo en una cocina grande…, vamos a ello.

Pero antes de nada he de decirte que como observarás, la idea no es mía. La encontré casualmente en Apartment Therapy, y fue tal el interés que me despertó, que me dediqué a buscar más opciones, vas a ver qué ideas tan bien resueltas. Tanto es así que yo ya he adoptado este Ikea Hack, y en todos los pop ups en los que participo me llevo mis escaleritas Ivar en las que cuelgo cestos y bolsos. No tengo ahora mismo fotografías, algo más a añadir a la lista.

Realmente, casi todas las ideas son de la propia web de Ikea, y otras tantas son de visionarias e inspiradoras personas. En cualquier caso todas las fotografías están enlazadas a su fuente, por si te apetece visitarlas.

Esta fue la primera que vi y que realmente me sedujo. La paleta de colores es realmente acertada, y pese a que no se puede observar bien, desde mi punto de vista, y ya que va pintada,  para que el trabajo sera realmente chapeau, rellenaría con masilla los agujeritos dispuestos para fijar las baldas. Ciertamente es algo laborioso pero merece la pena

jardín interior ivar ikea

La opción del recibidor en esta combinación tan sueca como la marca, también resulta interesante. Conserva la luminosidad en las barras horizontales, y tiene un toque elegante en las verticales. Además este color lo protege de rozaduras indeseables, y eso es un puntazo.

recibidor ivar ikea

Así es como la estoy utilizando yo, en modo todo terreno, sin pintura, ni cera, ni tratamiento alguno. Conforme se vaya ensuciando estoy a tiempo de pintarla. Ideal este rincón de lectura

rincón lectura ivar ikea

Y en el baño, y con una inversion de “cero trabajo”, resulta de lo más práctico siempre que nuestros accesorios y útiles sean bonitos, claro. Además tiene un plus, y es que con los ganchos se puede aprovechar más el espacio de la “escalera” introduciéndolos en los agujeros disponibles, que no son pocos. Estos laterales se producen en distintos anchos y altos, de 30 cms de ancho, y de 50, así que es fácil que encaje en baños pequeños

baño ivar ikea

 

Para la cocina, con plantas aromáticas, y en modo reciclaje, no me digas que no es perfecto. Además se le podrían colocar unos ganchos para los secamanos y otras cositas ligeras y sobre todo útiles,  no agobiantes.

reciclaje ivar ikea

Esta otra utilidad sinceramente me gusta menos, pero puede resultar práctica. Le encuentro el inconveniente de que puede volcar, así que sería apropiado el fijarlo en la pared, y el super inconveniente de que llegue a resultar antiestético por un llenado excesivo, ya sabes, que la bolsa adquiera un volumen excesivo, y es que cuando tenemos espacio para guardar… normalmente nos excedemos. Ahora bien, con unas pocas nociones de costura, y medida para almacenar, no es nada mala la propuesta

organizador ivar ikea

 

 

organizador ivar ikea 2

Y otra posibilidad, también con costura incluida y sin ninguna dificultad, se puede resolver íntegramente en una tarde, es el uso de estos laterales de estantería como biombo. Para suelos perfectamente lisos sería ideal para separar ambientes

biombo ivar ikea

Y esto es todo por hoy, es un descubrimiento que he realizado últimamente y que realmente queda bonito, es muy económico, y puedes utilizar en distintas estancias de tu casa y también en un comercio, no se le puede pedir más. ¿Te apuntas la idea, te gustaría seguirla?. Si es así, y para acelerar más aún si cabe este no diy tan rápido, aquí tienes el enlace al producto en cuestión, ¡a por ello!