Inauguramos #Reto Craft, la iniciativa que seguiremos mi amiga Cris  de Mi casa por el tejado y missoluciones-pángala cada último miércoles de mes.

En #Reto Craft una misteriosa caja nos provocará con su contenido desafiando nuestra imaginación y habilidad. La caja, unos meses  contendrá un número variable de elementos que deberemos utilizar para crear un objeto útil. Otros meses nos dirigirá a un video de youtube donde aprenderemos nuevas técnicas de la mano de crafters reputad@s.

Y bueno, hechos los preliminares, ahora voy a contarte qué contenía la miseriosa caja este mes:

  • Tapones de plástico
  • Platos desechables
  • Papel bonito

Además podíamos añadir, opcionalmente,  un máximo de tres materiales extra a nuestra elección, y utilizar las herramientas que necesitáramos libremente.

Yo elelgí dos extras y finamente sólo usé uno de ellos.

Y bueno, ahora vienen las justificaciones. Diré a mi favor que el tiempo me apremió, que mi imaginación no supo calcular los tiempos necesarios, y que en general, y en esas circunstancias en particular,  las cosas aún son más bonitas en la cabeza que entre las manos.

No obstante os lo mostraré con dignidad, y reconoceré dos cosas:

  1. Que esto me lo he tomado como un aprendizaje: suspenso en resultado, matrícula de honor en aprendizaje, ¡me doy por satisfecha!,  y lo que he aprendido ha sido lo siguiente.
  2. Que los recursos son algo muy valioso y que frecuentemente no valoramos. Hay que aprender a aprovecharlos y descubrir su potencial, a agudizar el ingenio
  3. Que parte de la culpa de mis problemas fue el no querer gastar un precioso papel vintage de la casa de mi infancia, recurrí a otro y ni se comportó como hubiera hecho aquél, ni tuve suficiente para mi objetivo. Me pasa por tacañona
  4. Que empecé con una técnica que me vi obligada a abandonar por cutre,y en parte por culpa del papel elegido. Otra vez no seré tan ratilla con las cosas buenas que tengo, lo bonito está para ser usado. Lección aprendida
  5. Saturada por el llamativo color rosa, decidí tunearlo en un segundo objeto. La nave espacial de Barbie, por otra parte nada original
  6. Que había dicho que eran dos, y finalmente han quedado en seis

Y ahora vamos al temita en cuestión.

Mi objetivo era realizar una base para pasteles, madalenas, bollitos, etc. Tan mal me quedó que lo reconvertí en un juguete infantil: una base para poner pasteles, madalenas, bollitos, etc, de juguete

Los materiales os los he citado, y mis extra fueron un platito donde colocar las viandas, y una tapa de bote de vídrio que funcionaría de peana. Finalmente sólo utilicé el plato

materiales retocraft pangala

Para empezar bien, no tenía tres tapones iguales, así que tuve que realizar cierta cirugía protésica

hacer que todos los tapones tengan la misma altura

Pegué unos platos a otros porque  necesitaba que soportaran relativo peso (cuando aún las tenía todas conmigo para obtener una base de pasteles digna y para humanos adultos)

unir platos y tapones 1

Una vez obtenidas dos capas de platos hechas de sumas de platos, pegué los tapones en el centro a modo de pilares

unir platos y tapones 2

Corté dos tiras de papel para rodear todo el perímetro de la estructura. Si ya no pintaba bien, aquí empezó a empeorar: con una tira no era suficiente así que tuve que empalmar. Cutre

tiras de papel para perímetro

Viendo que la cosa no iba bien, pero sin todas las esperanzas perdidas, y luchando con una crafjabata, corté dos tiras más estrechitas para disimular las ondas que se habían creado en la parte de abajo debido al calor de la cola y a la débil naturaleza de los platos plasticosos.

Tal fue mi espanto que quise darle un toque jovial pegándole unos triángulitos de papel, por aquello de la decoración. Cuando me metí en la cama pensando en mi craftfiasco, pensé que unos circulitos rollo confeti hubieran sido muchísimo más acertados.

tiras de papel para disimular

Ya no tenía arreglo, pero a cambio se me ocurrió la evolución del soporte de pasteles, madalenas, bollitos, etc, de juguete que había creado: como era tan rosa se reencarnaría en la nave espacial pilotada y patrocinada por Barbie.

Pero antes mirad el primero de los resultados, la nave después:

mesa pasteles juguete retocraft pángala

Ni disponía de niños a mano para posar en la foto con sus pasteles, madalenas, bollitos, etc en la base de juguete, ni tampoco de repostería ficticia, así que en su lugar una jirafa gigante y una ballena enana se merendaron galletas con chocolate reales.

A la mañana siguiente ya se lo habían terminado todo, así que se retiró el plato, se pegaron tapones a discreción, y dos astronautas y un robot embarcaron en el platillo tripulado por Barbie que esperaba bien peinadita y super maquillada en el asiento de la comandanta con el cinturón puesto.

nave retocraft con astronautas pángala

 

Y es que platillos volantes tan misteriosos como nuestra caja del #Reto Craft sobrevuelan el  planeta tierra,  y otros, conocidos únicamente por cerebros conspiranoicos despegan desde los jardines de los chalets más lujosos

Y tú, ¿alguna vez has volado platillo volante?, ¿conoces a Barbie?, ¿sabes si continúa con Ken?