Este verano ha sido un poco complicadillo, te lo cuento ahora. Si me sigues fielmente habrás comprobado que he estado ausente un tiempo, y aunque  los rigores del verano muchas veces obligan al descanso bloguero, lo mio ha sido más.

Como te decía he tenido mis cosillas, pero no, no te las voy a contar, sin embargo si que me apetece compartir algunas cosas que he aprendido, y otras tantas que he necesitado recuperar de la memoria.

No soy mucho de ver la televisión, y me aburre soberanamente ver videos de youtube. Escuché esta cita y no pude evitar transcribirla rápidamente en el primer papel que encontré. Fue determinante para mí en el momento en que la escuché, y no he podido dejar de reproducirla una y otra vez. Fue en un video de youtube

Gracias Miguel de Cervantes.

Como no estás experimentado

 

Y te diré que he sufrido por inexperiencia, por creencia de experiencia, y por no querer ver en nada dificultad; pero creo que una vez superado voy a volver a ser así, me niego a pensar en que las cosas parecen imposibles. Eso sí, confiaré en el tiempo.

Sí, confiaré en el tiempo, en el que debe transcurrir, y en el que ofrece el servicio de meteorología. Ser optimista es bueno, y pensar en que se equivocan también, pero estarás conmigo en que cargar con el protector solar en este escenario constituye un abuso de optimismo.

 

tormenta que se avecina

 

Pese a todo este día de playa fue genial, a Mr Pángala y a mí nos fascina el mar fuera de temporada. Además, si no va a suponer un resfriado, choparse con la lluvia y meter los pies en los charcos…, ¡da mucha risa!

Estos días son fantásticos para encontrar tesoros marinos, así fue como encontré esta madera castigada por la tempestad, que convertí en un expositor de tarjetas. Este ya tiene unos meses, pero siempre que lo veo recuerdo la mañana en la que la encontré, cómo paseamos, cómo Mr Pángala me achuchaba para que cesara en mi dioegenerismo playero, y que me encontré con una amiga a la que no veía desde la infancia

forma-de-presentar-tarjetas-bolsos-pangala

Y es que las pequeñas excursiones que no duran ni un día son un socorrido sustituto de vacaciones, merecidas y no merecidas, y sirven para ir juntando dinerito y finalmente regalar un viajecito enlatado, mira cómo lo hice yo, exitazo total

lata-casi-cerrada-missoluciones-pángala

ahora-lo-explicas-missoluciones-pángala

Y no me quedó del todo perfecta, de hecho no es necesario alcanzar la perfección, aunque muchas veces el no recordarlo nos desmoralice. Ya te lo decía aquí, lo óptimo es enemigo de lo bueno, y el no atender a esta consigna que tan asumida tengo me ha traído muchos problemas, casi todos ellos mentales, y cuando no en forma de contractura cervical. Esto es algo que no debemos olvidar.

Aquí te lo contaba en la faceta de la creatividad, pero realmente se cumple para todas las esferas de la vida, palabra de Pángala.

 

si-buscas-la-creatividad-encuentra-la-imperfeccion

 

Y bueno, estas son varias de las cosas que este verano ya terminado me ha traído, lo he pasado muy bien pero también muy mal, y lo peor es que no por problemas reales, sino

por no saber darle tiempo al tiempo,

por no saber descansar para irme a la playa con o sin sol, 

por no dedicarme a disfrutar de los pequeños objetos y sus recuerdos

y por no conceder tiempo a lo que tanto me gusta, preparar sorpresivas sorpresas

Pero ya está resuelto, casi resuelto, porque me equivoco, me falta experiencia, no le doy tiempo al tiempo…

¿y tú?