Hola, estoy muy contenta porque ha venido el cartero a mi casa (sólo ha necesitado llamar una vez, y con una pinta infame he bajado para que el hombre pudiera ser más eficiente en su trabajo y no perdiera tanto tiempo ). Reconozco que estaba esperando un paquete… y por eso no me han entrado las angustias de la muerte cuando he oído una voz electrónica diciéndome: "¿Sra. Pángala?: Correos, un certificado".

En otras circunstancias hubiera dicho: "jarrrlllllll, espere que necesito ir al baño con carácter de urgencia, en un momentín le abro". Sin embargo esta vez he bajado rauda y ya digo que indecente, carente de toda estética, para ver lo que Casa Tiburcio 2.0. me enviaba por el intercambio que organizó con motivo de su primer aniversario. A estas alturas ya sabeis que no es que sea tan enrollada con los funcionarios de Correos, sino que el ansia se había adueñado de mí, y preferí bajar yo a que subiera él (y eso que  hoy la casa estaba arreglada). Tuve que esperar a que introdujera en los buzones todo el correo que llevaba, y yo viendo mi paquete sobre su carro amarillo de la compra (pero oye, es funcionario de momento, no se puede tener todo). Mi corazón latía aceleradamente, y yo no le daba la más mínima conversación, ni siquiera de cortesía porque lo que deseaba es que terminara yaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!

 

 

Llegó el esperado momento (lo siento "Tibur", yo me retrasé en enviarlo y tú tendrás que esperar más, pero tengo excusa, je, je). Al cogerlo noté que en su interior algo se movía, mmmmm, qué será?. Con toda la sangre fría que pude acumular, decidí, en mi nuevo estudio fotográfico que próximamente mostraré, inmortalizar cada instante de la apertura intercambil. Y allá va:

 

 

Miro el paquete de frente…



 

… lo miro de lado…

 



 

Me hago con unas tijeras…

 

 



 

… y procedo:

 



 

Para empezar, muy muy muy bien presentado, en una caja chulísima.

 



 

Con su carta

 



 

Buen gusto y detallismo en el envoltorio…, empiezo a abrir paquetitos, ¡¡qué emoción!!, y ¿qué veo?:

 



 

Un precioso marco de fotos "hand made", me ha encantado, y no sé si la Sra. Tiburcio conocía mi gusto por los botones, casi medio coincidimos en los intercambios!!!

 

 

 

Algunos de los botones preciosos, me encanta, pero aún no sé qué foto pondré ?????, una buena, claro.

 

Un baulito, vamos una cajita con forma "abaulada" que es una monada. Me ha encantado la atrevida combinación de colores, y por dentro…

Por dentro perfectamente forrada con un papel de inspiración japonesa que ya me gustó la primera vez que lo ví, y ahora lo tengo yo ;-)

 

¿y  qué me decís de estas simpáticas piedrecitas?, me encantan estas cositas, y otra de mis fijaciones, además de los pequeños objetos para guardar cositas, son las piedras, que se lo digan a mi chico cuando tuvo que subir el baul que ahora tenemos de mesa de centro, lleno de piedras, tres pisos sin ascensor (él no sabía lo que había dentro, y al comprobar el peso me dijo: "aquí qué llevas, ¿piedras?", a lo que yo contesté: "si, mi amor, piedras". Pues hale, ya tengo más piedras, biennnnnnn

 

Esta preciosa flor de fieltro, ¡¡¡¡ me encantan sus colores, sobre todo elmás oscuro, que en la fotografía no sale como es en la realidad, de verdad, muy bonita

 

Y como la señora Tiburcio es tan sumamente detallista, no quiso quedarse sin…

… tener un último detalle…

 

¡¡¡¡¡¡ que me endulce la vida !!!!, ¡¡¡¡¡ Tibur, estás en todo!!!!

 

Bueno, pues esta ha sido mi primera experiencia de intercambio, nunca lo había hecho pero me parece algo muy bonito, y en lo que al menos yo he salido muy bien parada, je,je, ya veremos qué opina Casa Tiburcio 2.0 de la parte que le toca. Desde luego que me hubiera conformado con mucho menos, pues solo la iniciativa me parece genial.

Os recomiendo que participeis en intercambios, es algo encantador, pero eso sí, es cierto que necesitas algo de tiempo…

 

Sra Tiburcio: que te guste a tí tanto como a mí lo tuyo!!!