Por fin puedo mostrar lo que hacer con una garrafa y dos trozos de tela como materiales esenciales. Además añadir cinta, para embellecer un poquito, pegamento de contacto transparente, tijeras, y un ganchillo bien gordo.
Esto es el “antes”

 Y esto es el “durante”:
Corté la garrafa por debajo del asa, y le practiqué una abertura en el borde, el tamaño no importa. Sin embargo cuando ya tenía terminada la parte principal, que aún no se ve aquí, se me ocurrió que para el fin que tiene esto podría haber practicado un segundo agujero :-( otra vez será… Por otra parte sé que la foto es pésima, ha estado lloviendo mucho tiempo, y no hay manera, pero se ve que está cortada, ¿no?

 

Corté tiras de tela para forrar el borde, y que no quedara tan bruto

 

Con cola de contacto transparente, para que no ensuciara, pegué las tiras

 

Como no me gustaba el acabado, le pegué esta cinta para refinarlo un poquito
Con la pieza de tela grande hice tiras anchas, y con un ganchillo gordíiiiiiisimo tejí una funda para la “semigarrafa”.

Esto es el “después”:

 

Junté ambas partes, y para que quedara fijo le apliqué alrededor de la abertura y por la parte de detrás, pegamento caliente del que se aplica con pistolaY ahora direis, “vale, ya esta hecho, pero para que narices sirve esto ??????”Voy a ir dando más pistas:

Consiste en un recipiente útil para estar tejiendo y que vaya saliendo la lana por la abertura de la semigarrafa. De esta manera no va el ovillo rodando por el suelo, enredándose, sino que siempre lo tenemos controlado. Además mientras no tejes puedes tenerlo guardado de una manera más o menos estética (según te haya gustado o no :-) ), y ocupando poco espacio.
Como ya os decía pensé en que podía haber hecho otro agujero en una zona que no fuera borde, y así salen los dos hilos independientes cuando tejes con dos colores, incluso de podría compartimentar por dentro para minimizar el riesgo de “que se líen” entre ellos.

¿Os ha gustado?, ¡tanto esperar, para luego esto!, lo siento, no es que haya tardado por darle emoción a algo que no la tiene, sino que entre las lluvias que me impedían  hacer fotografías decentes (cosa que no he llegado a conseguir), y mis horarios, cuando no tenía una pega tenía otra…

Se me ha ocurrido otra cosa que se puede hacer con una garrafa de plástico, y que va muy bien, por desgracia, para el otoño-invierno. Próximamente en sus pantallas