El domingo pasado quise hacer un regalo expres, pero…, no tenía con qué envolverlo ni tiempo para crear uno de los varios envoltorios alternativos al papel que tengo en mente. Así que en el armario que guardo cosas no sé para qué (entre otras la garrafa del otro día) encontré dos hueveras. Bueno, realmente las había guardado con ese fin, lo confieso.

Cogí una de las hueveras y le hice una rápida decoración con restos del regalo que había confeccionado, ¡¡¡¡¡ no haY que tirar nada !!!!!!. Aquí os enseño ambas cosas, os gusta?. Las telas no son recicladas, son de mi coleccción adquirida este verano en rebajas.

P.D. He leído que si guardas cosas sin ton ni son pero no pierdes la higiene, no se diagnostica como síndrome de diógenes, uf…