Helado light, helado+light son dos palabras que pueden ir juntas, y no creáis que vengo yo ahora con dietas milagro ni chorradas de esa calaña noooooooo, vuestra Pángala jamás haría eso, os quiere ♥

Pero lo que os voy a contar es cómo hacer un helado light, incluso me atrevería a decir… ¡adelgazante!, sí adelgazante chicas y chicos, pues es un helado cuyos ingredientes no engordan, y sin embargo alimentan que da gusto,  y oye, con el calorcito viene bien, y si encima te puedes pegar un atracón al más puro estilo película americana con un cubo de helado cual bote de Colón unipersonal… ¿por qué no?. Y además algo que tal vez dudabais… ¡¡¡está bueno!!!, ¿qué más se le puede pedir?, está tan bueno, que claro, tiene cara de mala gaita, sabe que no dura ni dos telediarios, vamos, ni un avance informativo siquiera, y si no, mira:

Image00017-crop

En verano muchas veces cenamos esto y ya está, nos ponemos finos de helado, jeje, pero en invierno… ¡también!, bajo la manta, pero también.

¿Te gusta comer helado en invierno?, a mi me encanta, es herencia materna, pero claro para hacer esto hay que ser un poco hormiguita, que ser cigarra es más diver, pero hay que hormiguear un poco en esta época del año para tener provisiones los doce meses, y os cuento.

Desde hace unas semanas los fresones han bajado mucho de precio, así que cada vez que voy a la compra me vengo con una caja de dos kilos

Image00002

Y está bien porque cargándolas ya empiezas a perder algo de peso, ¿no?

Image00004

Cojo la caja de fresas, las miro, y remiro, alucino con sus colores y texturas, y cuando ya he flipado lo necesario me pongo manos a la obra.

Image00001

Os cuento, ahora sí:

Image00005

Image00006

Image00007

Image00009

Image00010

Image00011

Image00014

Image00015

texto

 

… al Sr. Helado, ya enfadado porque sabe que  pierde su condición, al menos de helado, upssss

 

Image00017

Ahora mismo calculo que debo tener almacenados unos 7 kg de fresones lavados, troceados, envasados y congelados, y he de continuar haciendo acopio porque claro, estamos en plena operación bikini, he de compensar las cervezotas que me bebo, y en poco tiempo… ¡¡¡horrorrrrrrrr!!!, ¡¡desaparecen del mercado!!, ya me ha entrado el pánico en este cuerpo serrano, así que voy a comprar más, pero antes, dime…

¿Acostumbras a acumular en el congelador algún alimento en particular?, venga, no te de corte, yo te he contado lo mío, y si te digo que suelo tener dos o tres litros de caldo congelado, y que una vez tuve seis, alucina vecina con el perol de sopa pangálica. Venga, cuéntame que tengo ganas de cotillear… comiéndome un heladito, pero antes te cuento, mira:

Sugerencias:

– El queso fresco es el de supermercado normal y corriente, la calidad no afecta al resultado final, pero puedes sustituirlo por queso fresco 0% materia grasa, y entonces el rico helado  estará mucho peor…

– En lugar de queso puedes emplear yogur de cualquier tipo, incluso de soja para intolerantes a la lactosa

– Si se te antoja este tipo de helado cuando no hay fresas,  y como no me hiciste caso no tienes congeladas….ayyyyyy…., la piña de bote al natural,troceada y  congelada, da buen resultado. La pera y la manzana no van bien, resultan insípidas, y el melón, bueno, pero para mi gusto le falta sabor.

– Con otras frutas como albaricoques y melocotones, sobre todo estos últimos, debe estar de rechupete, no lo he probado, pero de este verano no pasa

– En definitiva, frutas sin piel gruesa, carnosas,  y de sabor intenso, mmmmmm, escribiendo esto…. ya me relamo, si me viera salivar el perro de Pavlov se iba acomplejado y con el rabo entre sus patitas