He decidido empezar a crear mis propios objetos de decoración navideña al pÁngala style. Yo no soy de decorar la casa para comerme el turrón y los polvorones, sinceramente me da muchísima pereza montar y desmontar, y si le añadimos esta obsesión rozando con la enfermedad psiquiátrica del diy que tengo y el tiempo que dedico a mi negocio… la cosa se complica y mucho.

Además  no me gusta en general, salvo que no sea muy sobria, tirando a sueca pero no puro Ikea, y cero espumillón, brillos por doquier y rococós varios. Con este planteamiento y la fijación del diy, la cosa se complica, y nuestro hogar dulce hogar en navidades parece más el de la Familia Adams que otra cosa.

Pero esto va a cambiar, y como aún estoy a tiempo, he decidido crear mi propia decoración navideña a riesgo de censura Mr. Pangálica. Veremos cómo acaba esto, de momento os cuento cómo ha empezado:

Este va a ser nuestro árbol de navidad. Lo sé, es distinto, no parece un árbol, imposible colgarle regalitos, y no lleva estrella. Este árbol es

el árbol de navidad alternativo, y te contaré cómo lo hice.

ramita del arbol de navidad de pangala

Seguramente como árbol no interese a la mayoría, pero alguna de las técnicas e ideas se puede trasladar a otras creatividades, incluso cambiando los colores vale para todo el año.

Para empezar te diré que me he gastado la ingente cifra de cero euros, y este es un buen comienzo, ¿no te  parece?, todo absolutamente es reciclado y lo que no regalado.

Si te quieres hacer un árbol de navidad como este, o trasladar la idea a otro objeto como puede ser un tarro, un vaso alto, un antiguo florero… necesitarás:

  • Un recipiente, en mi caso una botella vintage de un laboratorio
  • Cinta de carrocero de dos anchos distintos
  • Cola
  • Chapa de madera
  • Una ramita de árbol
  • Bolas de fieltro, o pompones de lana, o cualquier cosa redonda
  • Pintura color plata y pincel para aplicarla

 

materiales navidad pangala

Los pasos.

Habrás visto en la foto del resultado que el árbol de navidad pangálico lleva una franja plateada. Para poder pintar sobre vidrio sin complicarme la vida decidí pegarle una tira ancha de cinta de carrocero, y sobre ella aplicar la pintura. Esta es una botella preciosa para mi gusto, y no resulta fácil de conseguir hoy día, así que esta forma de aplicar la pintura la preserva para futuros usos distintos al actual.

Coloqué la tira de chapa de madera en el borde inferior para ver así a qué altura debía ir la cinta adhesiva sin que quedara hueco sin pintar.

poner cinta de carrocero arbol de navidad pangala

Una vez pegada la cinta de carrocero en línea recta, que la tira termine en el mismo sitio que empezó al dar la vuelta en la botella, pegué otra encima que sirviera de frontera a la pintura.

poner una segunda tira arbol de navidad pangala

Al pintar sobre la cinta el papel empezó a arrugarse, no me disgustó el efecto e incluso lo vi rollito navideño. Continuamos.

pintar sobre la cinta para proteger la botella arbol de navidad pangala

Mientras se secaba pegué las bolas de fieltro procedentes de una pulsera que ya no me ponía. Elegí los colores más acordes

rama arbol de navidad pangala

Una vez seca la pintura apliqué cinta de carrocero en la franja libre, la encolé, y encolé también la tira de chapa de madera. Transcurrido un ratito, cuando al tocar la cola se formaban hilos, uní ambas superficies y las dejé juntitas con un trozo adicional de cinta para que por la inercia no se me soltara.

Como inciso te diré que tengo especial debilidad por la chapa de madera de roble blanco, mira cómo me hice otros objetos:

restauré una caja de madera vintage y la hice más lujosa

decoré un bote de vidrio para la cocina

hice un pisapapeles para recordar el verano durante todo el año

decoré una lata para tener ideas en nuestros ratos libres

monté un broche monísimo hecho con juguetitos de la infancia

creé una bandejita para contarte que yo desayuno en el baño ;-)

 

chapa de madera en arbol de navidad pangala

Este fue el resultado, y vale que no soy  yo de decoración navideña, pero de momento… la verdad es que no apuntaba maneras. Por eso decidí colocar un poquito de cinta en el cuello de la botella para pintarlo también, y aquí me empecé a preocupar: ¿enganchada a la plata y los brillos?, ¡¡¡heeeeeeeelp!!

sin título-14

Viendo que ni por esas, ni con la ramita florida siquiera, me fui al frasco de las cintas, con esto ya empezaba a apuntar maneras: el rojo salva cualquier circunstancia con aspiraciones navideñas, y los nuditos, lacitos y toda suerte de ataduras también.

sin título-17

Así que un cinturoncito con nudo, y la rama decorada…

sin título-32

… y en casa de los Pángala ya tenemos árbol de navidad. Un árbol que simplemente quitando la cinta y despegando las tiras, vuelve a ser una botella vintage color topacio procedente de un laboratorio

arbol-de-navidad-pangala

 

 

¿Te ha gustado?, si como árbol de navidad no te va, puedes tomar  ideas sueltas y adaptarlas a otras creaciones. Desde mi punto de vista el poner cinta de carrocero para pintar sobre la botella es muy socorrido, pues aunque sólo sea para hacer probaturas varias, o para creaciones efímeras, tiras de la cinta y recipiente intacto. Si te estimas determinados recipientes como yo este, y además no dispones de mucho tiempo, es perfecto, de hecho creo que esta es la idea esencial de este diy más que el árbol de navidad, vaya.

Y bueno, ahora voy a continuar con unas cositas que tengo a medias para la tienda para la sección de complementos, y que creo que te van a encantar, ya me contarás.