Recordarás que hace dos domingos pasado estuve experimentando con un tutorial que descubrí en pinterest, cómo convertir un blazer masculino en una capa para mí.  Era de estos tutoriales que parecen super sencillísimos rápidos y facilones, y …, no lo son tanto. Algunas personas me lo pusisteis en los comentarios, y otras tantas por email.

Sinceramente en el tutorial de  Schwurlie me pareció muy rapidito. Y no es que sea complicado, pero en mi opinión par que ajuste a tu gusto te lo has de probar una y mil veces, y eso, querida, es un rollo; eso sí, a ella le quedo genial, y a mi… ahora lo dirás tú.

Pero antes de nada una advertencia. Las fotografías son letales, no malas ni de poca calidad, sino simplemente dañinas. Es la consecuencia de estar preparando la navidad en pÁngala durante toda la semana, así que cuando llega el domingo preparo el tutorial que llevo pensándome de lunes a sábado, y la luz disponible y otros  graves pormenores traen sus consecuencias.

Tras los preliminares, viene el mogollón. Lo primero que querrás saber es si  me quedó bien la capa, o no. Pues ya sabes, te contaba que se haría en dos sesiones, la de hace dos domingos, y la de este pasado, experimento en tiempo real. Pues bien, tachannnnn, el resultado ha sido…

Apto

Un simple apto, no es sobresaliente, ni siquiera notable, y de matrícula de honor o cum laude ya ni hablamos. Y para conseguir este humilde pero digno apto, te contaré qué pasos hay que seguir en este sencillo pero en algunos momentos (la semana pasada, no esta) tediosos.

Nos habíamos quedado en esta fase:

missoluciones-pángala17

 

Chaqueta ya capificada: las mangas descosidas y vueltas a coser a las costuras y al hombro le han dado vuelo. Además habíamos cortado el borde de toda la futura capa, y dejado una abertura para sacar los brazos, parte de ellos.

Pues si llegaste a esto, lo que viene es pan comido, ya te digo, lo difícil ya pasó y ahora es coser y cantar, mira:

  1. Con alfileres vamos a marcar un dobladillito en ambos lados de la abertura par el brazo, y a continuación también cerraremos el bolsillo

IMG_0001_1

2. Como hay poca tela para hacer dobladillo, no somos costureras, lo vamos a hilvanar para asegurar la poquita tela disponible y que no se deshilache

 

IMG_0001_2

3. Y a continuación con una puntada ancha, tipo zig zag triple o algo así que tengas en tu máquina que sea ancho, pásala por los dos lados de la abertura de los brazos, y también por el exbolsillo, pero en este caso para cerrarlo definitivamente

4. Retira los hilvanes, haz un dobladillo también a máquina (yo antes remallé todo el borde), y sobre todo, sobre todo, una buena mano de plancha, y ya tienes un capita hecha por tí misma, y a partir de una chaqueta de tu padre, ¿te gusta la idea)

IMG_0001_4

Como ves, decidí prescindir de las solapas, ahora tiene un estilo cuello Mao simplemente desdoblándolas planchando sobre ellas. Como en la parte de arriba del cuello, del revés, se ve la tela esa que es distinta, yo me pondré algo al cuello para disimularla y problema resuelto.

 

IMG_0003

Como te decía, el resultado no es espectacular, no se va a confundir con una capa de Seseña pero sí que es una forma de recuperar una pieza cuya tela te encanta, lanzarse a la costura sin conocimientos previos y sobre todo sin miedo, o pasar un domingo entretenido si dispones de máquina de coser y no tienes un euro que gastar ;-)

E insisto, las fotografías peores no podían ser, pero bueno, cumplen su cometido, ¿si?

 

IMG_0004