Hoy te traigo un tutorial  para hacerte un clutch con un salvamanteles en modo re-designed, vamos, que es algo que ya existía pero lo he reinventado para que seas la más molona del verano con tu pieza única hecha por tí misma y prácticamente sin necesidad de saber coser, ¿te apetece?

Ya sabes, este tutorial tan conocido de coger un salvamanteles, coserle una cremallera y los laterales, y tachannnn, ya tenemos un clutch. Pues bien, con un ingrediente más, en concreto tiritas de tela sobrantes, o bien los orillos de las telas que utilizo para mis bolsos, vamos a rediseñar este clásico diy.

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala25

 

Como ya imaginarás, los materiales necesarios son los siguientes:

  • salvamanteles
  • tiras de telas de distintos colores
  • alfileres, tijeras e hilo
  • cremallera de unos 4 cms menos que el lado corto del salvamanteles
  • máquina de coser con aguja muy fuerte o bien aguja para cuero
  • opcionalmente un asa de cuero que puede colocarte el zapatero, al final del todo te ofrezco más opciones

Vale, pues arrancamos ya.

Para empezar, seleccionaremos las tiras de tela. Y cero pánico, ¿que no tienes telas?, -tranquilidad-,  las tienes pero no lo sabes. Te voy a proporcionar un listado de posibles telas molonas de las que dispones y no lo sabes:

  • secamanos de cocina que no utilizas porque tienen algún lamparón, útiles porque sólo necesitas tiritas, esquiva la mancha y arreglado
  • blusa que ya no te vas a poner en la vida
  • servilletas de cuando utilizabas servilletas de tela, y que ahora te molestan en el cajón
  • un saquito del pan que tienes muerto de la risa
  • pantalón corto al que le cayó lejía y no hay diy que lo salve
  • y por supuesto retales o telas que compraste y no llegaste a utilizar
  • y así un sinfin de posibilidades que observo que me dan para otro post

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala02

Ahora que ya sabes que dispones de tantas telas, elige varias de ellas que combinen bien entre sí, -los contrastes también molan-, incluso combinar distintos estampados centrándose en una gama de colores, o incluso todo lo contrario, en modo histriónico-naif.

Las tiras de tela pueden ser del ancho que más te guste, las mías eran variadas porque ya las tenía cortadas, pero unos 3 o 4 cms a ojo está bien. Por experiencia propia te diré que es mejor cortar muy poco, no poco sino muy poco, y sobre la marcha si es necesario preparar más tiras. Te digo esto porque yo cometo este error con mucha frecuencia, preparo demasiado material y luego siempre andan por ahí restos a la espera de un nuevo proyecto que no llega.

La longitud de las tiras deberá ser de unos centímetros más que el lado corto del salvamanteles. También podría ser en el otro sentido, pero para coser la cremallera, y ya que este proyecto no lleva forro por simplificar la tarea, va a ser mucho más limpio el coser las tiras en este sentido para evitar tantos extremos e hilos sueltos

La técnica es sencilla, consiste en ir colocando tira tras tira, fijándolas con alfileres, y de forma que cada tira quede parcialmente solapada por la que lleva abajo.

Si alguna te queda corta no pasa nada, mira en este caso como un empalme con otro color también queda chulo

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala03

Aquí ves cómo va avanzando. Como te decía antes, es colocar tira tras tira con ayuda de alfileres, y de forma que siempre se tape una parte de la tira anterior, pues por encima de ellas vamos a pasar un pespunte a máquina y así quedarán fijas, sin abrirse. Vamos, que lo que queremos es crear un nuevo tejido sobre el salvamanteles, que tan solo es un soporte de tamaño adecuado para el proyecto.

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala04

Como ves aquí ya iba por la mitad.

Y otro consejo. Estas cosas salen mejor en modo espontáneo que analizándolo en exceso, es decir, que no te vuelvas loca buscando el cóctel ganador, aquí la improvisación funciona porque son tantas las posibles composciones  que podrías volverte total y absolutamente loca estudiando las posibles combinaciones y permutaciones de elementos, colores y texturas

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala07

En esta fase caí en el detalle de que estaba decantándome por tejidos sin dibujo, así que añadí un  nuevo color, el naranja-coral, para así tener dos looks diferentes, uno por cada lado

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala08

A riesgo de ser pesada, he de insistir en esto: no dediques demasiado tiempo a la elección de las tiras. Como en principio ya habrás elegido colores que casan bien entre sí, su disposición en tu clutch en ciernes ya es lo de menos, seguro que queda bien!

Y si me reitero es porque este proyecto es muy chulo pero esta parte es la más rollera, así que hemos de darnos aire en su preparación para disfrutarlo rapidito, rapidito

 

Vale, cuando ya tienes todo el salvamanteles forradito de tiras le debes dar la vuelta, y todo lo que sobresalga por los laterales, cortarlo siguiendo la línea del salvamanteles pero con mucho cuidadito de no cortar este

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala11

Si has seguido todos los pasos, tendrás algo como esto pero con tus propios colorines, ¿si?, entonces vamos a sentarnos delante de la máquina de coser

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala12

Ahora simplemente vamos a unir las tiras al salvamanteles, y también las tiras entre sí.

Para ello pasaremos un pespunte por encima de cada una de las tiras, y también en el encuentro de una tira con otra. En este segundo caso, en la parte en que horizontalmente las tiras se solapan entre sí, si ves que hay riesgo de deshilachamiento masivo, mi consejo es que en lugar de pespunte pases un zig-zag anchito, para que coja bastante tela de ambas tiras.

Ojo: ten la precaución de ir retirando los alfieres antes de que la aguja pase por ellos, son muchos y alguno te puede dar un susto, así que cuidadito, que te la puede jugar

Además de resultar práctico lo del zig-zag, le da un aire diferente, y es que el hecho de que el estilo de puntada varíe de vez en cuando le aporta dinamismo al diseño, ¡me encanta!

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala14

Y ya tienes hecho lo más duro.

Sólo te queda coser la cremallera en cinco minutitos, y los laterales.

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala16

La cremallera ya te adelanto que no debe darte ningún miedo, es fácil y seguro que lo haces genial, y es que no sé por qué existe una leyenda urbana acerca de la dificultad de coser una cremallera, why?, ¿por qué?, pourquoi?, warum?

Si te atemoriza el momento cremallera, mira estas sencillas indicaciones. Si por el contrario te la manejas perfectamente, salta y ve al siguiente paso.

Cómo coser la cremallera paso a paso:

1. Extiende el salvamanteles y deja la cara del derecho, la bonita, hacia arriba. Extiéndelo a lo largo, es decir, que los lados cortos queden en horizontal

2. Extiende la cremallera y ponla boca abajo, es decir, con el tirador hacia abajo, no ves el tirador

3. Coloca la cremallera tal y como la tienes, del revés, sobre el borde del lado corto que queda arriba tal y como lo habías colocado en el paso 1 de estas instrucciones

4. La cremallera tiene dos partes que son las que hacen que quede abierta y cerrada, ¿si?, pues vale, de esas dos partes, y en la posición que la habíamos dejado, haz coincidir el borde de la de arriba con el borde de arriba del salvamanteles.

5. Une ambas partes con alfileres y coselo a máquina con un pespunte

Ya tienes cosido un lado de la cremallera a un lado del futuro clutch

Ahora vamos a coser el otro lado de la cremallera al otro lado del clutch, claro. Para ello seguimos exactamente los mismos pasos que antes pero con lo que nos queda, es decir, el otro lado de la cremallera, y el otro lado corto del salvamanteles.

Concretando:

1. Coloca el lado que queda libre de la cremallera, con el tirador hacia abajo (como antes) sobre el otro borde de la otra parte corta del salvamanteles que queda libre, y como antes, con lo bonito hacia arriba

2. Únelo con alfileres, y coselo a máquina.

Si lo has hecho bien, que seguro que sí, lo que tendrás ahora será el salvamanteles del revés, ¿a que sí?. Este es el momento de darle la vuelta para comprobar que has cosido bien la cremallera

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala17

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala18

Como ya has visto que está bien, vuelve a girarlo, y ojo: ten la precaución de dejar la cremallera abierta, ahora verás por qué

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala19

Como te decía, dejas la cremallera algo abierta, y con tu clutch del revés, unes los laterales con alfileres. 

Ahora habrá que coserlos para terminar, y aquí un par de detallitos:

  • la aguja de la máquina en este caso debe ser especial: o bien muy gruesa porque llevamos muchas capas de tela, o bien tirar por la artillería pesada y utilizar una aguja especial para cuero
  • el hilo debe ser especialmente fuerte, yo lo tengo porque es el que utilizo en el taller, pero si no dispones de él dale varias pasadas con la máquina de coser al lateral en compensación

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala20

Ahora que has cosido los laterales le das la vuelta, y claro, como tienes la cremallera abierta no hay problema para girarlo, que de lo contrario necesitiaríamos descoser un trocito, meter el dedo, abrirla, y entonces volver a coser y girar el clutch.

Y sólo te queda el paso final: cortar los hilillos que han podido quedar en la superficie del clutch, armada con unas tijeritas, y estirando cuando sea necesario, los podrás eliminar rápidamente

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala21

Y voila, ya tienes tu clutch veraniego, con un vestidito sencillo y ligero, y unas sandalias, este es el complemento perfecto y hecho por ti misma, para presumir por partida doble

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala22

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala23

Además mira, como te contaba al principio, tiene dos versiones,esa es la discreta, y en el otro lado lleva los estampados retro que también encuentras en los estos bolsos pÁngala y también en bandoleras

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala24

El toque final te lo dará este asa. Si quieres darle un aire más práctico puedes comprar una en tiendas de manualidades, reciclar un viejo cinturón, o bien ir a tu zapatero de confianza para que te coloque él una. Pero vamos esto es opcional, el cluch para mi gusto ya es muy chulo, y esto es un extra que ciertamente le da otro estilo.

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala25

Me gusta este proyecto por varias razones, básicamente porque cada vez que lo haces queda distinto, es imposible que queden dos iguales, por la combinación de texturas y colores, me pasaría horas muertas mirando determinados trocitos, y sobre todo porque es útil y práctico, creo que lo voy a utilizar un montón.

Para ser de muy buena nota debería haber llevado un forro, pero si utilizas el hilo de la canilla del mismo color que el salvamanteles, el interior queda aseado, no es cutre, aunque un forro siempre viste más. Mi intención era traerte un tutorial molón que no te diera miedo y con el que presumas este verano, con este seguro que te luces, te va a quedar genial

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala26

Y ahora que estás leyendo esto yo ya lo he estrenado, de hecho el mismo día que lo creé ya lo utilicé pese a que no me combinaba nada con la ropa, #SacrilegioDelGordo, pero es que tenía muchas ganitas

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala27

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala29

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala30

Y bueno, esto es todo por hoy, espero que te haya gustado tanto como a mí, y es que hoy estoy un poquito insoportable, jajaja, pero mira, que estoy encantada con el resultado de unos retales aparentemente inservibles y un salvamanteles que la verdad es que no usaba, viva el reciclaje creativo

Y dime, ¿te vas a animar a hacerlo?, para cualquier duda aquí me tienes

 

clutch con salvamanteles missoluciones-pángala31