Como lo lees, de principio a fin, hacer este pan cuesta menos tiempo que ir a comprarlo y además ahorras. Lo malo: necesitarás reprimir tus impulsos de achucharlo una vez horneado, y me explico:

  • este pan se hace solito mientras vas preparando la comida, en un total de 45 minutos, de los cuales sólo 5 de ellos requieren tu atención
  • queda tan tierno y esponjoso que al desmoldarlo te querrás abrazar a él ♥♥♥
  • el consumo eléctrico es bajísimo respecto a cualquier otra receta de masa
  • puedes hacer varios a la vez y congelarlos, descongelados resultan fenomenal también, no como el de los supermercados
  • su duración es mayor que la del pan convencional, industrial
  • está de muerte

Pan casero barato

Para empezar: en casa no comemos pan a diario, y a partir de aquí viene la explicación.

El otro día estaba en casa con una pinta de esas que no desearías si se declarara un incendio, terremoto o tsunami. Como las desgracias nunca vienen solas tenía que hacer la comida, y además rapidito, ¡ar!.

Lo que terminé cocinando, buenísimo y facilón, of course, no viene ahora al caso, pero la cuestión es que inexcusablemente requería pan. Como os decía mi aspecto era infame así que arreglarme, salir, ir a por el pan  y ceder la última barra a una nonagenaria… no me venía bien.

Conclusión: a hacer un pan, pero ya que pongo por el mismo esfuerzo hago el triple de masa y lo distribuyo en dos más grandecitos. Evidentemente estas no son las fotos del día en cuestión, iba con prisa, sino las de unos días después ya con tranquilidad, una cervecita y mono de pan del bueno.

ingrendientes pan milagro

Los ingredientes son  los de cualquier pan simple: harina de fuerza, levadura fresca, agua, sal,  y además aceite de oliva. Tú además le puedes añadir semillas, frutos secos…

La sal es muy importante, según cuenta la gente que sabe de esto su dosis es crucial en el proceso de fermentación. Yo suelo quedarme corta y sólo lo noto en el sabor, pero los que saben, saben.

La masa la puedes hacer a mano, o como yo en la thermomix. Cualquier otro artefacto que amase también vale.

masa de pan económico

Este pan como imaginareis no es invención mía, sigo la receta de webos fritos (click)  adaptada por velocidad cuchara (click)  ya que ella la hace con el robot de marras. Está pensada para hornearse en un recipiente Pyrex o similar, y en su defecto bolsas especiales para horno.

Como yo hago varios a la vez por aquello de  optimizar el consumo energético, y además congelarlo, según los necesite con una forma u otra combino ambas opciones, mirad:
  • En un molde Pyrex de plum cake que era de mi madre ♥, que al no tener tapa cerré con una bolsa.

bolsa de hornear

  • En un recipiente tipo Pyrex con su tapita

horneado de pan en Pyrex

Esta masa no hay que dejarla reposar, y se introduce en el horno SIN PRECALENTAR. En 40 minutos desde que lo introduces, con el horno frío, tienes hechos tantos panes como te quepan en la bandeja a altura media.

Por ejemplo, cuando los hago redonditos y en bolsa me caben 4 panes con las medidas que indican en los enlaces que os pongo más arriba. Para los de estas fotos amasé simultaneamente el triple de esas cantidades y el resultado fue un pan redondo grandecito y uno tamaño plum cake tradicional bien hinchadito. Para máximo de ahorro energético tal vez podría haberlo intentado con otra pieza más, pero en bolsa, que ocupa menos espacio. El tiempo requerido es el mismo para cualquier tipo de «envolvimiento».

Los resultados: dos panes como dos soles

  • El primero de ellos, en Pyrex y bolsa:

con molde de plum cake

el panazo

Dos aspectos importantes a tener en cuenta:

  • si optais por el molde es conveniente enharinar la bola de masa, pues de lo contrario tras su cocción costará sacar el pan sin dañarlo. Engrasar el molde tampoco es mala idea Como muestra lo que me sucedió con mi anterior empresa  de hace unos días, que como ya perdió su frescura he rebanado para congelarlo y tomar tostado.
  • una vez que el pan ya se ha horneado conviene sacarlo cuando antes de su molde y si disponeis de ella (yo no la tengo), colocadlo sobre una rejilla con patitas para que se ventile, de lo contrario coge humedad. Yo lo apoyo en el zocalito de granito de la bancada y lo voy cambiando de posturita, que mi panecito no se me contracture ;-), así le corre el aire igualmente.

 

enharinar la masa

  • El segundo, esta vez correctamente enharinado, y creo que demasiado grande para este molde pese a que no llegó a tocar la tapa.

pan redondo

 

[useful_banner_manager banners=3 count=1]

 

Con este modelito de pan  en concreto me entran dilemas existenciales complejos de resolver: la forma de la base no me gusta porque es de lo más antipan que se puede ver, sin embargo me gusta poder prescindir de bolsas y objetos desechables como las bolsas de hornear. Conclusión: para lo que dura esto en casa me quedo con el molde.

desmoldado

Y esto es todo, estamos a viernes y si no conocías esta truqui-receta os animo para que la disfruteis en el desayuno del finde, ¿si?, os va a encantar siempre que no seais de las que no soportan la miga del pan, porque eso si, miga, tiene mucha miga.

Personalmente lo veo ideal para:
  • recién hecho, para un desayuno romántico
  • recien hecho, para desayunos familiares
  • para una cena con amigos, recien hecho y con fiambres de calidad, ensaladilla (esta es la mía, click), y un dia de estos os cuento otra de las que yo hago, éxito garantizado en vuestra mesa
  • descongelado, para desayunos menos anodinos, románticos, familiares, individuales, o colectivos, no importa

¿Conocías este pan llamado «pan milagro» (y tanto)?, ¿te seduce la idea?, ¿si lo haces me lo cuentas?, ¿comes pan a diario (no como yo que soy raruna)?, ¿esto te parece una nimiedad porque ya has entrado en el vicio del pan casero, tienes todos los artefactos panarios, lo disfrutas de lo lindo, y esto te parece cosa de niños?, en caso de responder afirmativamente a todas estas útimas preguntas, ¡¡ole tú!!, debes estar disfrutando de lo lindo