Hacer cinta en casa es algo que puede sacarnos de apuros, o… ¿por qué no?: ¡¡hacernos disfrutar!!, y no penseis cosas raras, pero es que  algunas cintas son caras, no siempre encontramos del color exacto que nos hace falta, es demasiado estrecha o muy ancha, la quiero de algodón y la tienen de raso, es domingo por la tarde y tengo antojo creativo, no me apetece salir de casa y necesito imperiosamente añadir un detallito, porque las uso mucho en bisutería, porque me quiero hacer una diadema, porque quiero adornar un jamón, etc, etc, etc.

Esta cinta que os voy a enseñar a hacer se viene haciendo desde la noche de los tiempos, nuestras madres la hacían a mano, y ahora venden unos cacharritos para hacerla. Se puede emplear como bies para bordear una prenda si por ejemplo te queda corta y la tela no te da para dobladillo, o para bordear un mantel, imagina, mantel verde chillón y bordecito vaquero, ¿te mola?, o bien a modo de cinta normal, pero con los bordes pulidos se puede coser, pegar, etc, etc, etc, no tiene límites. Eso sí, suelta no vale porque en la cara del revés se ven los pligues, grrrr, magia no es, eso ya lo adelanto. Pero menos preliminares, y al lío.

Antes de empezar, hagamos una suposición: tienes un trozo de tela insignificante pero que te encanta, mmmm, ¿la convertimos en una perfecta cinta?

Yo he hecho este tutorial con un trozo pequeño de tela para mostrar cómo no es necesaria una pieza gigantesca de tela, pues para eso ya te compras un rollo en la mercería.

1. Necesitamos:

-utensilio de corte: o cutter circular o tijeras

-base de corte o cinta métrica

-regla y en caso de no utilizar cutter, un lápiz

-un retalito de tela

-artefacto para hacer cinta de bies de venta en mercerías especializadas

2. Yo elelgí pieza pequeña para demostrar qué bien queda, casi ni se nota

3. Para una cinta de 1,8 cms necesitas tiras del doble de ancho, este aparatito se vende para distintos anchos, la tira se corta del doble del ancho final.

4. ¿Ves esta unión?, pues quítatela de la cabeza porque así no se une, quedaría chapucero total

PicMonkey Collage1

4_05-02-2013

1. Coge todas las tiras, una encima de la otra, con la cara del derecho hacia arriba en todas ellas.

2. Pon la regla como ves en la foto, y si lo haces con tijeras marca con lápiz una a una y luego corta como ves en la foto. Todas han de quedar igual.

3. Guarda el trocito restante porque…

4. … en el otro extremo de la tira de tela haremos exactamente lo mismo, así que ponemos un trocito de los cortados antes para tomar la medida y que el corte tenga el mismo ángulo, ya que luego deben cuadrar, por favor, ¡que cuadren, plis!

PicMonkey Collage2

Ahora viene el quid de la cuestión:

1. Una tira al lado de la otra, ambas caras del derecho hacia arriba, encajando un corte con el otro

2. La de la derecha la levantamos como ves en la foto 2, …

3. … haciendo que toquen cara del derecho, con cara del derecho,

4. y la colocas como ves en la foto 4, y ojo en la siguiente foto, la grandota, porque esto es crucial

PicMonkey Collage3

Mira, esto es very very important

Donde el «no», ves que las esquinas están perfectamente encajadas, pues mal, donde el «si», ves que la tira de arriba está un poquito hacia la izquierda, de forma que en la derecha queda un pico, así es como debe ser, ya verás como ahora queda fatal pero luego irá bien, ya verás, ya verás

collage 3bis - copia_05-02-2013

Las hilvanamos unas con otras, luego verás como de unas tirillas de tela cutres va a quedarnos un cintita de lo más aseadito. Una vez hilvanado como te digo en la foto de arriba, se cose un pespunte a máquina, luego pasamos por la plancha, y ya tenemos la mitad del trabajo.

PicMonkey Collage4

Ahora vamos con el artefacto mágico, que si os lo enseño ahora no es porque sea novedad, sino porque creía que todo el mundo lo conocía y el otro día descubrí en una tienda que no era así. Os cuento cómo funciona.

1. Se consigue el aparato, esto es ineludible, lo conocen como utensilio para hacer cinta de bies, y los venden de distintos anchos, este la hace de 1.8cms finales.

2. Se introduce la punta de la tira larga que ya habíamos conseguido hacer, con la cara del derecho hacia abajo. En recto no entra tan fácilmente, y si ponemos el derecho hacia arriba la cinta queda hecha del revés, es otra opción por ejemplo para telas reversibles o con un reverso curioso.

3. Estiras un poquito y ya ves hechos los primeros centímetros de cinta, y …

4.  … a medida que vas deslizando esta maquinita hacia atrás para que la cinta ya hecha se presente delante, con la otra mano vas pasando la plancha por la cinta que estás creando para que el pliegue quede afianzado. Es más fácil hacerlo que explicarlo ;)

PicMonkey Collage5

Para que os hagais una idea, en la vida real la cinta de esta foto mide 1.8cms de ancho,  se ven poco los empalmes, y está más o menos a tamaño natural. Con esto vengo a insistir en que con un retalito mono que no te sirve para nada pero que te gustaría utilizar, puedes hacerte una cinta cuasi profesional, o por qué no, ¡super profesional!. Si por el contrario utilizas piezas largas, eso ya es de lujo ; )

PicMonkey Collage6_05-02-2013

PicMonkey Collage7_05-02-2013

Y tú, ¿conocías este aparatito?, ¿acostumbras a hacer cintas?, ¿te surge esta necesidad imperiosa en momentos de lo más inoportuno y por tanto ves que es un objeto de primera necesidad, mucho más importante que tener leche en la nevera, o un sobre de ibuprofeno siempre en el bolso?. También es posible que este cacharro te la traiga al pairo, igual que reciclar encantadores retales enanos, pues te compras la cinta que te gusta por bobinas, y además el jamón de jabugo cinco jotas comprado enterito, nada de virutillas,  es algo que nunca falta en tu cocina. Si es así, ¡gracias por leer este blog!*

 

collage 9 - copia_05-02-2013

* Y si eres del primer grupo por supuesto que también, faltaría más :)