Mr Pángala

/Mr Pángala

About Mr Pángala

This author has not yet filled in any details.
So far has created 74 blog entries.
  • einnn-tonadillera

Einn y sus locas historias: Einn tonadillera

El dueño del negocio, el Sr. 작은 마놀로, o Manolín que es como le gustaba que le llamasen, se hizo famoso hace años por haber conseguido escapar de su natal Corea del Norte, auto enviándose por correo postal como una especie protegida de lagarto al zoológico de la ciudad. Tras conseguir los papeles como refugiado y especie protegida en peligro de extinción, decidió instalarse en mi barrio y montar su pequeña tienda. […]

By |septiembre 23rd, 2016|Mr. Pángala y sus relatos|0 Comments
  • einn-y-sus-locas-historiasl

Einn y sus locas historias: Einn, Jacinta, un cheque, y la bota de purpurina

¡Qué emoción y qué gran sorpresa!, acababa de recibir por correo una invitación del Circulo Literario para asistir a la presentación del último libro de mi autora favorita, J.K. Bowlings. El viernes por la noche, Bowlins presentaba su nueva creación, “Cherry Tupper y la quema del rastrojo”. Se trataba del tercer libro de la saga que había comenzado con “Cherry Tupper y el clan del mendrugo mugriento sitian al meteorólogo” […]

By |septiembre 16th, 2016|Mr. Pángala y sus relatos|0 Comments
  • Einn y sus locas historias Einn lisérgico

Einn y sus locas historias, Einn lisérgico

La primera vez que escuché la palabra Vegano, pensé que el que lo había dicho quería decir “verano” pero que tenía un problema en el paladar. Tras comentárselo a un amigo, me aclaró que aquella persona había dicho “Vegano” y me explicó lo que significaba. Cuando me dijo que los veganos están en contra de la experimentación de medicamentos con animales una luz se encendió en mi cerebro. […]

By |julio 1st, 2016|Mr. Pángala y sus relatos|0 Comments
  • Einn vigilante de la playa

Einn y sus locas historias: Einn vigilante de la playa

Estaba muy nervioso. Seguro que me lo preguntaban. Había decidido no mentir aunque me costase el no conseguir el trabajo, pero finalmente nadie me hizo la pregunta que me atemorizaba y que no era otra que ¿sabes nadar? La respuesta era no. y tras muchos nervios conseguí el ansiado puesto como “vigilante de la playa”. Ser socorrista no era algo que me atrajese especialmente, pero necesitaba la pasta desesperadamente para poder hacerme cargo de las letras de mi recién adquirido mini coche. […]

By |junio 10th, 2016|Mr. Pángala y sus relatos|0 Comments