Hoy vamos a ver cómo a partir de trocitos de tela e hilos puedes hacer tu propio tejido. El resultado es una especie de tapiz, un tejido grueso, tosco e irregular en el que según cómo combines los materiales y colores puede resultar de lo más singular.

En este caso yo simplemente estaba experimentando, así que no me compliqué en exceso, era sólo “para jugar”. Sin embargo ahora que he visto los resultados con muy poco esfuerzo, me voy a atrever con combinaciones de distintos materiales. Piel fina, lanas, incluso hojas del bosque, láminas de corcho… todo ello combinado con telas creo que puede dar un resultado genial.

Pero de momento voy a contarte cómo hacer este ensayo para un futuro de mucho más éxito, ¿empezamos?

Para empezar:

Necesitamos tirillas de tela, trocitos de esos que no van absolutamente a ninguna parte. Puedes combinarlos como tú quieras. Si por ejemplo optas por una sola tela, tu resultado será un juego de texturas, si eliges varias diferentes puedes combinar distintos tonos…

Yo me decanté por los azules y blancos porque mi intención era crear una nube para hacerme un broche. Aquí tenemos tiritas de tela que puedes cortar de restos. Si llevan hilajos por ahí metidos mejor que mejor, le va a dar más cuerpo y además creará más texturas al tiempo que ayudarán a que los trocitos de tela se integren entre sí

 

tejido de retales missoluciones-pángala01

Pero esos pedacitos de tela aún son grandes, los vamos a hacer más pequeños, al menos algunos de ellos.

tejido de retales missoluciones-pángala02

Además necesitamos un pedazo de tela rígida, por ejemplo un fieltro, así como un pedazo de igual tamaño de papel de horno

tejido de retales missoluciones-pángala03

Sobre la tela rígida iremos colocando trocitos de tela. Puedes colocarlos al tun tun, o bien disponerlos por tonalidades, en fin, esto es un juego

anigif

Y te estarás preguntado cuándo decides parar, es normal. Poner más capas no garantiza mejor resultado, pues lógicamente unas tapan otras, eso sí, puedes crear juegos de montañitas y valles, pero también complicarte demasiado la vida y tener problemillas con la máquina de coser, luego lo vemos.

Lo que yo hice fue ir añadiendo trocitos hasta comprobar que no se veía la base blanca, no hay más.

A continuación ponemos encima el trozo de papel de horno y con cuidadin lo sujetamos bien con las manos y vamos a la máquina de coser

tejido de retales missoluciones-pángala04

Con la puntada más larga posible haremos varias pasadas, sólo las necesarias para que las telitas queden cogidas a la base.

tejido de retales missoluciones-pángala05

Y aquí cuanto más azúcar no es más dulce, no te ensañes a pasar pespuntes y más pespuntes porque a continuación vamos a tener que retirar este papel. Por eso tan sólo trazaremos las líneas justas para quede simplemente sujeto, no más.

tejido de retales missoluciones-pángala06

Ahora con una tijerita rompemos el papel en un trozo, y a partir de ahí es sólo desgarrarlo hasta retirarlo totalmente

tejido de retales missoluciones-pángala07

tejido de retales missoluciones-pángala08

Y ya está, el tapiz ya está empezado y vienen lo más divertido, pespuntear, pespuntear, y seguir pespunteando, pero tampoco nos excederemos en esta fase. Nuestra intención ahora es crear un tejido, si, pero simplemente los justo para que no se salgan los trozos de tela, no estamos aún en fase artística

tejido de retales missoluciones-pángala09

tejido de retales missoluciones-pángala10

tejido de retales missoluciones-pángala11

Como ya hemos conseguido el tejido firme en el que no se sale nada de nada, dibujaremos un motivo en papel y lo recortaremos

 

tejido de retales missoluciones-pángala12

tejido de retales missoluciones-pángala13

Y ahora sí que viene el juego. Con los hilos de colores que más convengan al motivo elegido, o sino, simplemente por el puntazo que te de, trazarás líneas ordenadas o desordenadas, a tu elección

pángalapángalaIMG_0730-003-002

pángalapángalaIMG_0728-001-001

pángalapángalaIMG_0732-005-004

 

 

 

tejido de retales missoluciones-pángala17

Finalmente por la parte de detrás y con ayuda de una tijera de puntas finas recortaremos los posibles restos

tejido de retales missoluciones-pángala18

Y voila, en este caso una carita bordada siempre viene le viene bien a una nube.

Pegándole una tela por detrás a la que coserías un imperdible de broche, ya tendrías tu complemento molón hecho por tí, ¿si?

 

tejido de retales missoluciones-pángala20

Este es un sencillo ejemplo de algo más o menos rápido, y ante todo sencillo de realizar. Cuando ya has practicado con esto y observado las texturas que se pueden obtener, es el momento de emprenderlo con otros materiales como te contaba antes. A mi se me ocurren el fieltro, piel, corcho, hojas, papeles estilo pergamino…, el universo de esta técnica es infinito y esto sólo un ensayo, ¿te apuntas?, ¿te animas?